Acabé con el vampiro

Ayer cerré un ciclo que ha durado 16 años. En 1997 se me ocurrió la idea de escribir una historia de vampiros en el siglo XIX y estuve 4 años documentándome sobre el mito vampírico y haciendo esquemas, dibujos y desarrollo de personajes. Al estar preparado para escribir me puse a ello y de ahí salió mi primera novela escrita, que con el tiempo (mientras se fueron publicando el resto de mis novelas) decidí reescribir y partirla en dos partes. De ahí nació Matar a un vampiro, una novela nueva que se publicó en 2011. Después me puse a reescribir la segunda parte y en ese proceso me di cuenta de que la primera podía mejorar, con lo que la revisé y la amplié en 20.000 palabras mientras terminaba la segunda parte, para juntarlas en una novela nueva (con la extructura de uno solo volumen que tuvo al principio). el ciclo acabó anoche, terminando la última corrección de la segunda parte, en la que añadí otras 5.000 palabras. El resultado es una novela de vampiros de 138.000 palabras que acaba con 16 años viviendo una historia de terror que casi ha terminado por obsesionarme. Qué pasará ahora, no lo sé. Lo que sí sé que ahora tengo la novela que siempre quise escribir.

web

Anuncios