Entrevista sobre Zementerio, por Wiccans

Os dejo aquí una entrevista que me ha hecho Wiccans para esta web en la que me pregunta cosas sobre Zementerio y mis futuros proyectos:

portadazementerioSMALLWICCANS: ¿Qué significó en su día para ti escribir Zementerio?

JAVIER HERCE: Ahora que lo veo con un poco de distancia (la gente se sorprendería de la cantidad de tiempo que puede transcurrir entre que escribes una novela y llega a las librerías), lo recuerdo con algo de nostalgia, ya que en esa época y estaba viviendo un renacer literario dentro del género de terror. Acababan de confirmarme que pronto saldría “Matar a un vampiro”, mi primera novela de terror publicada, y necesitaba desarrollar ese género después de saturarme un poco con las novelas románticas que me publicaron en Odisea Editorial. Estaba lleno de ideas dentro del terror gótico, acababa de empezar mi andadura con Ultratumba, y escribía todos los días lleno de energía hasta que acabé la obra.

 

W: En un principio la novela iba a tener una trama muy diferente, ¿no?

JH: Desde que empecé a escribirla, la historia iba a transcurrir dentro de un cementerio, pero lo que al final acabaron siendo zombis que se levantan de las tumbas, iban a haber sido fantasmas. Hasta que no llevaba unas cuántas páginas escritas no decidí cambiarlo. Ahora me pregunto cómo habría quedado si hubiera seguido por el camino original.

 

W: Después de varias novelas publicadas, puede decirse que esta fue la que más te ha costado publicar hasta ahora.

JH: Sí, incluso más que mi primera obra, “El cuaderno de Bruno”. Las cosas en el mundo literario han cambiado mucho en los últimos años y cada vez es más complicado y que una editorial apueste por ti, aunque lleves un currículum a tus espaldas con premios literarios. El caso de Zementerio fue una camino largo en el que estuve a punto de tirar la toalla hasta que por fin Nowevolution Editorial confió en mí. Mi intención fue la de guardarla para siempre si ellos decían que no. Por suerte no fue así y les estoy muy agradecido, porque me han tratado muy bien, han apostado por mí y me han dado una oportunidad que valoro muchísimo.

 

W: ¿Cómo fue la elaboración de la portada?

JH: Les ofrecí a los de Nowevolution la posibilidad de hacer yo la fotografía de Zementerio (ya lo había hecho en otros libros, como “El cuaderno de Bruno”, “Selección”, “Matar a un vampiro” y “La venganza del vampiro”) y ellos sin dudarlo dijeron que sí, cosa que les estaré eternamente agradecido, ya que no es habitual que una editorial confíe al escritor la portada, por mucho que haga fotografía. Después de varios retrasos por una cuestión de agenda, las fotos las hicimos en el día más frío del invierno del dos mil quince. Quedaba poco para que saliera la novela y no podíamos retrasarlo más, así que ese día, en el cementerio de La Almudena (después de pedir los permisos) las hicimos a bajo cero, cosa que creo que no se nota en el resultado final.

11695817_10153321579993387_8586584577317323842_n

W: ¿Estás satisfecho con el resultado de los lectores?

JH: El género de terror nunca ha sido mayoritario, menos aún el de terror gótico y, además, esta novela no es la típica novela de zombis que se escriben ahora, sino que es mucho más años ochenta en cuanto al estilo terrorífico y la forma de tratar el mito del zombi, así que llegar al público con una novela como Zementerio no era trabajo fácil para Nowevolution, por lo que considero que han hecho un trabajo excelente. En cuanto a los lectores, la verdad es que estoy bastante satisfecho, puesto que el feedback que me ha llegado de ellos ha sido muy bueno desde el principio.

 

W: ¿Y con la historia? ¿Estás satisfecho también?

JH: La respuesta es un sí rotundo, porque después de ver la reacción de los lectores, he visto que la misión de Zementerio estaba cumplida. Se trataba de hacer pasar un buen rato a los lectores, que se engancharan hasta el final, que vivieran momentos trepidantes y sorprendentes. Sí, estoy muy satisfecho, porque el objetivo inicial era ese. Al principio tenía miedo de no cumplirlo, pero me he llevado una agradable sorpresa.

 

W: Zementerio es tu última novela publicada, pero tienes más trabajos ya acabados. ¿Qué va a ser lo siguiente que verá la luz?

JH: Hay cosas que mejor no decir por prudencia, pero lo que sí te puedo contar es que ahora mismo tengo cuatro manuscritos terminados. Dos de ellos son de terror gótico, historias mucho más complejas y desarrolladas que Zementerio (una sobre ritos satánicos y la otra sobre casas encantadas) y otros dos manuscritos de género dramático, con los que he vuelto a mis orígenes literarios. La mayoría de mis lectores me conocen por mis novelas realistas y románticas y son géneros en los que me siento muy cómodo. De momento esas dos novelas de terror se van a quedar inéditas. No las estoy moviendo, porque considero que mi etapa con el terror ha acabado de momento. Mis lectores llevan años pidiéndome volver al realismo y la verdad es que había llegado un punto en el que lo echaba terriblemente de menos, por lo que el camino ahora va a ir con esos otros dos manuscritos dramáticos. Es más, uno de ellos ya está en conversaciones, por lo que pronto habrá noticias y los que me pedían cosas como “El cuaderno de Bruno” se van a llevar una sorpresa. No puedo decir más que estoy expectante con esta nueva publicación, ya que ahora se han cumplido diez años de la salida de esa novela (que fue la primera que me publicaron) y esto va a marcar un antes y un después en mi carrera, como un renacer literario.

3

W: ¿Qué va a pasar ahora con el terror?

JH: No sé si para bien o para mal, pero de momento no va a pasar nada. La novela que estoy escribiendo ahora mismo tampoco es de terror y la idea que tengo en mente para la siguiente tampoco, así que mi etapa terrorífica está en stand by, a no ser que ocurra algo con esos dos manuscritos de los que te he hablado, pero como te he dicho, no los estoy moviendo. ¿Quién sabe?

 

W: ¿Queda algo del Javier Herce que empezó a publicar hace diez años?

JH: Si echo la vista atrás me veo a mí mismo como alguien inocente, que pensaba que lo sabía todo y que en realidad no sabía nada. Por aquel entonces aún vivía en mi Logroño natal. Faltaba un año para que me viniera a Madrid y, con esa primera novela publicada, empezaba a vivir muchas cosas por primera vez. Me sentía deslumbrado, extasiado. También coincidió con mi época de Terror Drag, con lo que fue todo muy frenético hasta que acabé viniéndome a vivir a Madrid. Lo que queda de ese chico es la ilusión, la perseverancia y las ganas de soñar. Me temo que la inocencia quedó por el camino.

03

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s